Acerca del blog//contra la depresión

Un blog dedicado especialmente para mí.

Puede sonar egoísta pero pretendo explicar las razones.

Al igual que los adictos, el primer paso para combatir a la depresión es admitir el problema. Pretendo hacerlo en este momento, frente a ustedes.

La depresión es una constante en mi vida, desde 2012.

¿Qué cambió? o, mejor dicho, ¿por qué ahora?

He vivido rodea de de depresión toda mi vida, pues familiares cercanos la sufren, o la han sufrido. Sin embargo, en este mundo lleno de problemas como el hambre, la guerra y las enfermedades, entre muchos otros, la depresión es relegada al menor puesto, se deshecha y se descarta. Nadie quiere hablar de ello. Cuando una persona muere de cáncer se le llama héroe, y se habla de la batalla que tuvo que luchar y que finalmente perdió; cuando alguien muere de depresión, únicamente se escucha ese silencio incómodo lleno de rencor, las personas que sufren de depresión suelen ser consideradas cobardes en muchas ocasiones. Hablar de depresión no es sencillo. Sufrir depresión no es sencillo. Nada acerca de la depresión es sencillo.

He “lidiado” con la depresión toda mi vida, pero al igual que muchas personas, no he sabido combatirla. La he negado, la he escondido, he tratado de ignorarla, pero eso, lejos de ayudar, sólo empeora el problema. Y lo empeora porque la he sufrido.

Quiero un lugar seguro. Para mí, para ti, si estás leyendo estas ideas desordenadas (y permanecen desordenadas porque me sería imposible hablarles con sinceridad si editara este texto que escribo casi con furia, con miedo) que ya empezaban a quemar mis dedos. Quiero poder hablar de cómo me siento y quiero aprender a superarlo.

Quiero mostrarles las cosas que voy creando, siguiendo mi siempre persistente sueño de escribir algo que valga la pena. Quiero hacer que valga la pena al menos para una persona.

Quiero dejar de tener miedo, quiero confiar, quiero creer (aunque sea en mí misma).

Así que sí, dedico este blog para mí, para sanar, para seguir adelante y crecer, verdaderamente crecer y dejar de tener miedo de que la gente me vea, y espero que en alguno de estos textos, desesperados, agitados, agobiados, alguien pueda también animarse a crecer y salir adelante.

En este blog van a encontrar una gran parte de mi corazón, y de mi vida misma. Aquí yacen mis pensamientos y mis ideas, desde hace tres años.

Dicho todo esto, cambiaré la dedicatoria, aunque sólo un poco:

Este blog es para cualquier persona que tenga ánimo de leer, ánimo de escribir, ánimo de creer, pero sobre todo, ánimo de vivir.