Cambios.

Antes, él preguntaba “¿cómo estás?”, y yo siempre decía “bien”… pero él sabía que no era verdad. Él podía darse cuenta, a diferencia de todas las personas que estaban cerca de mí, y solía insistir para que le dijera qué me pasaba, y eso era amor, ¿no?.
Sucede que ahora, cuando yo digo “bien”, él sigue como si nada.
Tal vez ya no se da cuenta, o tal vez dejó de importarle…
Y no sé qué es peor.